Constelaciones Sistémicas y Trauma

Reconociendo lo que ES…

“Estamos conectados, somos parte de algo mayor”. Bert Hellinger

Las Constelaciones son un procedimiento Sistémico Fenomenológico desarrollado por Bert Hellinger, para configurar sistemas familiares con la ayuda de personas que representan a los miembros de la familia. Esta configuración nos permite ver nuestro sistema como un conjunto, y el modo en que nos relacionamos en él. Permite comprender las dinámicas inconscientes que nos limitan a repetir ciclos de malestar; reconocer aquellas heridas afectivas individuales y/o colectivas del pasado; y a partir de esto, generar movimientos de transformación.

Se pueden utilizar dentro de un proceso terapéutico individual, mediante anclajes, imágenes internas, meditaciones, narrativas. No se realiza una sola constelación en cada sesión. El numero de sesiones lo van acordando entre el terapeuta y el cliente. Según el caso, con un par de sesiones es suficiente, y en otras ocasiones es más adecuado trabajar de forma más continuada en un proceso de acompañamiento incorporando otras herramientas.

Integrando experiencias de Trauma en Constelaciones

“Trauma es… estoy sobrecogido por una situación, y para protegerme de dicha situación armo filtros; es decir, el trauma siempre lleva a una separación de la situación, a una disociación. Sin embargo, la información no desaparece, aunque yo haya armado filtros y no la vea o perciba más. Pareciera que aquellos acontecimientos que no han sido integrados, entrarán en escena una y otra vez, hasta que estos filtros se vuelvan a quitar, y se vuelva a establecer una relación con aquello que forma parte… de uno o de la familia, que fue difícil.”

Stephan Hausner

El Trauma es una acción reguladora de nuestro sistema nervioso autónomo, ante experiencias devastadoras, que no pueden ser procesadas en el momento, pues la intensidad de riesgo percibida nos sobrepasa. existen diferentes tipos de Trauma: existenciales o de Shock, en donde la persona se siente en peligro de vida; traumas de vinculación o del desarrollo, cuando el infante experimenta situaciones que no es capaz de resolver o digerir; traumas transgeneracionales o colectivos.

El sistema nervioso autónomo reacciona ante estas experiencias abrumadoras, reduciendo la sensibilidad, hasta congelar los sentimientos en el cuerpo y en la memoria.

El Trauma nos desconecta de nosotros mismos y de los demás, puede ser personal o ser transmitido de una generación a otra mediante la herencia epigenética transgeneracional.

El trabajo con el trauma nos invita a rescatarnos a nosotros mismos del pasado, es decir, a buscar esas partes del sistema familiar o propias que han quedado fragmentadas en la memoria y en el cuerpo, para volver a estar presentes y completos.

El evento traumático no es lo que causa el trauma; es la sobrepasada respuesta frente a lo que se percibió como una amenaza a la vida, lo que causa un sistema nervioso desregulado. Al lograr acceder a la memoria del evento en el cuerpo, no a la historia de lo que pasó, podemos transitarla de forma protegida… y presenciar…

Como el cuerpo libera el Trauma y restablece el bienestar

Peter Levine

Constelaciones Sistémicas 2

“La verdad era un espejo en las manos de Dios.

El espejo se cayo y quebró en muchas piezas.

Cada uno tomó una pieza.

Cada uno miró su pieza.

Y así cada uno cree tener la verdad”

Rumi

A %d blogueros les gusta esto: