Niños y Padres – Desarrollo, Trauma y Vínculo

Foto y crédito Elena Shumilova

Eres uno de Nosotros.

“Amar es ver al otro en su presencia, permitir que lo que ES… emerja”. Humberto Maturana

Proceso Terapéutico de acompañamiento al niño y sus Padres, desde la mirada de los vínculos, roles, límites y jerarquías; que permitan al niño estar en su lugar, lo suficientemente seguro para explorar, el mundo, con curiosidad.

Hijos con dificultades… modulación emocional, control de impulsos: agresividad u oposicionismo, inhibición o desinhibición social, verguenza, comportamientos compulsivos (comer en exceso o no comer, hurtar, ver videos, etc.). Separación conyugal, familia reconstituida, hermanos, duelos, adopciones.

La terapia de un niño debe ser la terapia de los cuidadores… No existe un síntoma en un niño que no involucre un síntoma en los progenitores.

El cerebro de un bebé  nace un 30% maduro… se desarrolla a través de la experiencia, en la placenta del vínculo.

Liana Neto

A los tres meses de recién nacido, el bebé comienza a desarrollar circuitos de resonancia con el cuidador, adaptativos o disfuncionales. A través de las neuronas espejo, el recién nacido es afectado por el mundo y lo conoce. La madre regulará la neurofisiología del bebé, regulará sus estados fisiológicos. El niño en ese momento no tiene la capacidad cognitiva de elaboración, y toda experiencia del mundo le llegará a través de una experiencia sensoriomotora… el mundo va a ser vivenciado y traducido por él a través de una sensación corporal.

Un cuidador con su fisiología lo suficientemente tranquila, en calma, va a transferir su regulación térmica al niño… le traerá contacto piel a piel, con su prosodia de voz le brindará seguridad, cuidará de sus necesidades, y a su vez, el niño irá tomando este training de habilidades y las irá internalizando como una seguridad interna… como un modelo de seguridad interna o vínculo seguro.

El niño irá aprendiendo a crear un movimiento rítmico, interno, entre placer y displacer, entre satisfacción e incomodidad, entre organización y desorganización, cercanía y separación, expansión y contracción…

Esta seguridad interna servirá como amortiguador al sistema nervioso, cuando los niveles de angustia aumentan, regulando su activación, como lo hiciera el cuidador en un primer lugar…

Toda autoregulación fue primero una coregulación entre un niño y un otro, que le permitió introyectar las relaciones de cuidado… Modelos de relación, con el otro y con el mundo.

¿Cómo el cuidador cuida de las necesidades del niño y cómo le presenta la posibilidad de tolerar el desconfort?

El vínculo seguro, es aquel que entrena la habilidad de tolerar el desconfort… de estar en contacto con las sensaciones desagradables y saber que estas no matan“.

Liana Neto

El adulto que, desde bebé, no internalizó modelos seguros, no confía en los movimientos rítmicos de la vida… Su sistema nervioso subirá y subirá en activación… estrés.

Las investigaciones muestran que, un tercio de las veces que los cuidadores atiendan las necesidades del niño, es suficiente, para sentir esta seguridad interna.

Las personas más resilientes, no son aquellas que no vivencian situaciones estresantes.

Las personas más resilientes son aquellas que ante situaciones estresantes, pueden establecer recursos internos y relacionales, para lidiar con estas situaciones desafiantes.

Las neurociencias muestran que la personalidad se estructura a través de habilidades entrenadas por el cuidador, habilidades entrenadas a través de la experiencia en la incubadora del vínculo. Control de impulsos (capacidad de tolerar el desconfort y no desligar), regulación emocional (como somos afectados por el entorno), funciones cognitivas, como la capacidad de prestar atención, concentración, de estar disponible, con la suficiente sensación de seguridad para estar presente en el organismo, para tener la curiosidad de aprender, y por último, la capacidad de establecer redes de vínculos, relaciones; van a estructurar las dimensiones identitarias de la personalidad… ¿Quién yo soy?… ¿Cómo percibo el mundo y respondo a el?… ¿Me conecto a las personas o me siento amenazado?… ¿Puedo sustentar acciones reflexivas, elegibles ante situaciones desafiantes, en lugar de desligar y dejar que tomen el mando aquellas partes mas reflejas o autónomas, impulsivas?…

El mayor predictor de salud mental tiene relación con los patrones de vínculos relacionales, no del niño. .

Aprender que el desconfort no mata, y que si lo tolero puedo confiar en que la vida es rítmica y me va a presentar un confort de vuelta, es internalizar un vínculo de seguridad. Si el niño no aprende esto, va a aprender diferentes formas de esquivar el displacer, de desconectar… de pensar.

IMG_1175

Desde la mirada de las Constelaciones Familiares los niños llevan, por amor a sus padres, parte de sus cargas, como una forma de ser leal inconscientemente a ellos; lo cual limita la riqueza de sus vidas…

El trabajo con los padres esta orientado a que el niño pueda liberarse de estas cargas, tomando su lugar como el más pequeño en el sistema, y su propio camino en la vida.

Tanto aman los hijos a los padres, que llevan con ellos -o por ellos- experiencias difíciles o no digeridas del pasado. Y lo hacen desde muy pequeños. En su corazón dice una voz “yo me encargo de esto, lo miro por ti…” y en ese amor ciego, el hijo se queda atrapado en un tema que lo excede, y lo más difícil, su lugar de hijo “que toma” de los padres se ve vulnerado, confundido, alterado. Dejar con los padres su dolor, su culpa, su ira, su impotencia, es un camino hacia la propia fuerza y vitalidad.

Verónica Molina

Niños y Padres 2

Dice una historia…

Un niño  juega a la pelota  en la cubierta de un barco. Los marineros corren apurados por que hay amenaza de naufragio y uno de ellos le dice: ¡Cómo estás jugando a la pelota, no vez que nos podemos hundir!  Y el niño responde: ¡Y a mí que me importa, si yo estoy con mi papá…!

“Eso que siente el niño que confía en su papá, y que le da la seguridad de saber que el papá va a tomar la decisión apropiada, y por lo tanto, el puede seguir jugando tranquilo, es lo que después como adulto siente cuando se enfrenta a la vida”.

Norberto Levy

Niños y Padres 3

Un niño que se siente perteneciente a la familia, se sabe seguro dentro de ella,  y, por ende, en la vida.

“No es cierto que los seres humanos somos seres racionales por excelencia. Somos, como mamíferos, seres emocionales que utilizamos la razón para justificar u ocultar las emociones en las cuales se dan nuestras acciones”.

Humberto Maturana

Niños y Padres 4

“Si me hablas, escuchare.

Si me muestras, miraré.

Si me dejas experimentarlo, aprenderé”.

Lao Tsé

Ambos Padres

Niños y Padres 5JPG

Todos los niños tienen dos padres. Siempre necesitan a ambos padres.

Un niño ha de poder amar a ambos padres.

El niño no entiende por que sus padres se separan. Ama a ambos por igual. Pero a veces, cuando los padres se separan y el niño se queda con la madre, depende de la madre en todos los aspectos.

A veces tiene miedo de mostrar que ama igual al padre. Tiene miedo de que la madre se enfade y de perder, después del padre, también a la madre. Pero en secreto siempre ama al padre.

Si oye decir a la madre que ella ha amado mucho a su padre, el niño puede mostrarle a la madre que también el ama al padre.

Entonces el niño se siente aliviado.

Bert Hellinger

Niños y Padres 6

Si imaginamos como deberían ser nuestros hijos… ¿Los queremos como son?…

“Si tienes niños, dales ayuda, guía y protección, de la mejor forma que puedas. Pero es muy importante también darles espacio – espacio para Ser”.

Eckhart Tolle

A %d blogueros les gusta esto: